Nadie quiere comprar Twitter (y la culpa es de los trolls)

sad-bird

Semanas atrás parecíamos estar a punto de que la red social de microblogging (por fin) fuese adquirida y de hecho surgieron los nombres de varias grandes empresas que podrían estar interesadas en la compra pero en poco tiempo se ha desvanecido toda esperanza, y al menos en uno de los casos la culpa de la desmotivación la tendrían nada menos que los trolls.

Alphabet (matriz de Google) y Disney eran dos de los posibles compradores que hace unas semanas estaban en boca de todos como compradores casi inminentes de Twitter, pero no tardaron en distanciarse de la hipotética operación. Ahora es el tercer presunto interesado, Salesforce, quien da marcha atrás, y en su caso además apunta a una curiosa causa.

Hace diez días se produjo una importante caída en el precio de las acciones de Twitter, un precio ya de por sí bajo merced a una caída imparable desde hace meses. Fue hasta un 20 % lo que se depreciaron las acciones de la red social de microblogging en medio de un rumor que parecía hacer inminente un cambio de manos que sigue sin producirse.

La gran cantidad de datos sobre usuarios que maneja una red social como Twitter es una golosa fuente de información para muchas empresas pero no parece haber ninguna dispuesta a hacerse con ella a pesar de que cada vez tiene un precio menor.

En el caso de Salesforce, la empresa ahora anuncia dejar de estar interesada en comprar Twitter y una de las razones para ello sería uno de los problemas que arrastra la red social casi desde sus inicios: los trolls y su capacidad para empeorar la experiencia de usuario.

El propio Dick Costolo, que fue CEO de Twitter hasta el pasado año, reconocía el problema de los trolls y a pesar de haberse tomado como una responsabilidad personal el tratar de minimizar su impacto en cómo los usuarios disfrutan de los beneficios de la red social de microblogging no hay que ser un especialista en la cuestión para darse cuenta de que ni se pudo hacer nada en el pasado ni será sencillo hacerlo en el futuro.

Y es que según un informe publicado el pasado año hasta el 88 % de las menciones insultantes o abusivas en redes sociales se dan en Twitter, lo que da una buena medida de la jungla que para algunos es el TimeLine.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad