Se avecinan importantes cambios en Bluetooth para 2017

bt

El actual protocolo Bluetooth 4.0 de baja energía lleva en funcionamiento desde 2010 y ya le va tocando una actualización que llegará el año próximo y traerá importantes e inesperadas novedades. El "culpable" es la nueva generación de auriculares que ya ha comenzado a implantarse.

Los nuevos auriculares inalámbricos Bluetooth demandan una importante revisión de los protocolos de comunicación inalámbrica que emplean, y esta llegará en 2017.

Es una sola de las familias de dispositivos que demandan este cambio que afrontará el Bluetooth Special Interest Group (BSIG), el conjunto de empresas que emplean este tipo de tecnología, y que como explica su director ejecutivo Mark Powell permitirá nuevas aplicaciones dentro del estándar de emisión inalámbrica denominado BLE (Bluetooth Low Energy).

El BLE evoluciona de forma separada al estándar “clásico” (Bluetooth 4.0) que emplean como protocolo de comunicación la inmensa mayoría de los dispositivos electrónicos y tiene como objeto concentrarse en rebajar drásticamente el consumo de energía requerido. Este futuro Bluetooth 5.0 sería capaz de multiplicar por cuatro el rango de cobertura que podría ofrecer al tiempo que duplicaría la velocidad de transmisión de datos mientras que se rebajaría considerablemente la cantidad de energía necesaria para el funcionamiento de este nuevo protocolo, pensando entre otras cosas en la inminencia dela generalización del Internet de las Cosas que permitiría la conectividad de infinidad de dispositivos de la más diversa naturaleza.

En primer lugar Bluetooth 5.0, dados sus mínimos requerimientos de energía, permitirá aumentar de manera sustancial la duración de la batería de todos los dispositivos que operen bajo dicho protocolo. Hay quien especula que gracias a BT 5.0 o BLE un dispositivo como los AirPods de Apple podrían ofrecer una autonomía de días, no de horas.

Pero además el nuevo protocolo Bluetooth permitiría nuevos usos a esta tecnología de comunicación inalámbrica, como la de poder emitir audio en streaming para múltiples dispositivos al mismo tiempo, algo parecido a los sistemas de streaming de sonido mediante WiFi como Sonos. Imaginemos poder escuchar la audioguía de un museo desde nuestro propio auricular BT… y que el resto de los visitantes del museo también puedan acceder al mismo tiempo a dicha información.

Con esto podría conseguirse también que los auriculares inalámbricos fuesen unos dispositivos más avanzados y complejos que los que hay actualmente en el mercado, más parecidos a algunos pioneros que apuntan en la dirección de “hearables”, juego de palabras entre wearables (dispositivos inteligentes “vestibles” como relojes, gafas o pulseras inteligentes) y hear (oír) y que más que auriculares que simplemente trasladan al oído instrucciones que llegan desde un smartphone son ellos mismos un dispositivo inteligente que puede operar de forma autónoma o con una mínima dependencia de otro dispositivo móvil.

Esto permite la existencia de auriculares capaces de actuar como traductores simultáneos en tiempo real o asistentes inteligentes. Estas y otras innovaciones podrían convertirse en realidad gracias a esta modificación del protocolo Bluetooth que desde el BSIG se plantea con la vista puesta en una vigencia de al menos una década. Y lo que tienen muy claro es que todas estas mejoras no pueden dejar de lado la seguridad, puesto que una proliferación del uso de esta tecnología podría suponer el aumento de la actividad de quienes se dedican a explorar los contenidos de señales inalámbricas de terceros sin su autorización.

 

 

 

 

 

 

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad