Tim Cook no deja de dar pistas sobre el futuro de Apple: realidad virtual y aumentada

rv

Prácticamente en todas las ocasiones en las que a Tim Cook se le ha puesto un micrófono o una cámara delante ha manifestado su predilección por la realidad virtual. Y tanta está siendo su insistencia que ha bastado encontrar alguna información "escondida" en los entresijos de iOS para que casi podamos confirmar que la próxima revolución en Apple tendremos que verla con gafas de realidad virtual.

Aquel legendario “one more thing” de Steve Jobs lleva mucho tiempo sin sonar casi al final de una presentación de Apple y, por ello, llevamos ese mismo tiempo esperando que se produzca ese gran momento de sorpresa e innovación que la misma marca necesita para continuar creciendo antes de perder el ritmo.

Después del fallido Apple Watch (ahora entramos en ese tema) en Cupertino necesitan imperiosamente abrir una nueva vía de crecimiento exponencial del “parque” de nuevos dispositivos. Agotados los ordenadores de sobremesa, los portátiles, los reproductores MP3, los teléfonos móviles y los tablets parecía que el siguiente dispositivo superventas y objeto de deseo sería un reloj inteligente, y si bien es cierto que como te hemos contado aquí en Übergizmo el Apple Watch tiene el 41 % de las ventas del mercado, con casi 1,1 millones de unidades vendidas en el tercer trimestre de 2016 es que en ese mismo período de 2015 habían vendido 3,9 millones de unidades, por lo que podemos decir que el smartwatch de la manzana mordida está siendo de todo menos un éxito.

Y por ello es tan necesario que Apple vuelva a presentar ante el público un dispositivo del que vendan docenas de millones de unidades cada mes, para aproximarse lo máximo posible al éxito del iPhone. Y ahí es donde empieza a importar la tecnología de realidad virtual, que lleva años germinando en espera del momento óptimo para que brote con inusitada fuerza. Algo que en Cupertino saben hacer bien, porque no inventaron el reproductor MP3 ni el smartphone ni el tablet… ni siquiera el smartwatch, pero nadie ha vendido más unidades de ese tipo de dispositivos.

No es ningún secreto que Apple lleva tiempo dedicando el esfuerzo de una parte de sus ingenieros a la realidad virtual y a la realidad aumentada, de hecho hay más de una patente relacionada con dispositivos de ambos tipos y a nadie se le debería escapar que uno de los videojuegos de más impacto este año, Pokémon GO, precisamente se valía de la tecnología de realidad aumentad y fue objeto de especial atención en una de las últimas presentaciones de Apple. Ahora pensemos en llevar unas iGlasses que lleven la experiencia de usuario a un nuevo nivel y comprenderemos porqué en Apple tendrían interés en la realidad virtual y la realidad aumentada.

Gene Munster es el director de operaciones de la firma de inversiones Piper Jaffray y recientemente ha declarado que la última vez que escuchó hablar con tanto interés y con tal reiteración sobre algo en Apple fue en los prolegómenos de la presentación del primer iPhone. Y todos sabemos cómo se ha desarrollado la industria de los dispositivos móviles desde entonces.

Algunos analistas son de la opinión de que el próximo mes de junio, cuando debería presentarse iOS 11, conoceríamos las implementaciones que ahora mismo está llevando a cabo Apple en sus sistema operativo para dispositivos móviles. Un germen de dicho trabajo habría sido descubierto recientemente (como aparece en la captura de pantalla que acompañamos) entre el código de la más reciente versión de iOS donde se contiene una referencia a un dispositivo visor de renderización de imágenes. Lo que llamaríamos unas gafas de realidad virtual.

Uno de los desarrollos en los que está trabajando Apple es una app de mensajería estilo Snapchat que permitiría valerse de la realidad aumentada para aplicar filtros y añadir manipulación de la apariencia de la cara del usuario en tiempo real, como hemos visto que puede hacer MSQRD. Recordemos también que la doble lente trasera del nuevo iPhone 7 Plus podría emplearse para que al captar la diferencia de profundidad pueda trabajarse con 3D, aunque por la escasa distancia entre ambas sería de una forma aún rudimentaria.

Pero todo este avance de Apple, tanto en la realidad virtual como en la realidad aumentada, no deberíamos esperarlo para antes de 1 ó 2 años. Según el mencionado Munster Apple emplearía al menos los próximos 5 años en consolidar el iPhone como plataforma de realidad aumentada para que los desarrolladores de contenidos den soporte sobrado a ese ecosistema, como sucedió en su momento con iOS y las apps que hoy son casi incontables en App Store.

En cuanto a las gafas (probablemente lo que todos estamos esperando que Tim Cook presente cuanto antes), el Financial Times apunta a que en Cupertino ya han desarrollado algunos prototipos de visores de realidad virtual y realidad aumentada, pero no deberíamos tener prisa porque la experiencia nos cuenta que Apple no es precisamente de las marcas que se lanzan al mercado con prisas y que incluso dejan que sean otras marcas las que vendan incluso varias generaciones de un tipo de dispositivo (sea un reproductor de MP3, un smartphone, un tablet, un reloj inteligente…) antes de epatar al mundo con su iPod, iPhone, iPad o Apple Watch. Y casi siempre se las ingenian para solucionar algunos de los inconvenientes de la competencia y desmontar esa frase hecha de que “el que da primero da dos veces”.

Así en Cupertino tendrán que solucionar el incremento de peso de un visor de realidad virtual/aumentada sobre unas gafas normales, la complicación para integrar las baterías sin convertir el dispositivo en algo aparatoso e incómodo (y valorar la opción de que la alimentación llegue mediante un cable conectado a una batería auxiliar), resolver las actuales imperfecciones ópticas en la representación de color, resolución y ángulo de visión… y más adelante llegará el momento de comprobar si la sociedad acepta el uso de este tipo de dispositivos, como parece que no llegó a suceder cuando la comercialización de las Google Glass parecía inminente.

En juego está el futuro del Apple, lo cual no quiere decir que vaya a desaparecer ni a dejar de ser una gran empresa, pero al igual que Microsoft perdió el carro de Internet y el de la telefonía móvil, y tan solo en los últimos tiempos parece haber comenzado a levantar cabeza mientras que Apple se beneficiaba del mercado de apps y de la venta por millones de smartphones, si la realidad virtual y la realidad aumentada se convierten en la próxima tendencia en Cupertino harán bien en estar preparados para subirse a la ola lo más pronto posible y trepa hacia la cresta en lugar de dejarla pasar de largo.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad