Hyperloop One enseña cómo podrían funcionar sus primeras rutas

hyperloop

Es una de las empresas que está llevando a cabo el desarrollo de este revolucionario método de transporte ideado por Elon Musk, quien liberó los derechos sobre el mismo para que quien pudiera comenzase a trabajar en cápsulas de pasajeros desplazándose a más de 1.000 km/h por el interior de tuberías al vacío.

Una mezcla de levitación magnética, ausencia de rozamiento y placas solares sobre las tuberías capaces de proporcionar energía eléctrica permitirán que algún día pueda convertirse en realidad este sueño del visionario fundador de PayPayl, Tesla Motors, SpaceX…

Una de las empresas que están trabajando este proyecto es Hyperloop One, que ha llegado a un acuerdo con la ciudad de Dubai para llevar este nuevo tipo de medio de transporte a los Emiratos Árabes Unidos, conectando dicha localidad con Abu Dhabi y cambiando las dos horas de trayecto por carretera en medio del abrasador desierto por apenas 12 minutos dentro de una cápsula.

Para mostrarnos como sería la experiencia nos ilustran con este vídeo que parece extraído directamente de alguna película futurista, con el añadido de introducir una novedad sobre cómo sería viajar en Hyperloop que se aleja de algunos conceptos preliminares que semejaban más un vagón de tren embutido en una tubería.

Para empezar habría distintos tipos de habitáculos donde entrarían los pasajeros, algunos de ellos con forma de sala de reuniones para poder aprovechar el trayecto, otros que permitirían un viaje más relajado y otros que sí se parecerían más a las compartimentos de los vagones de ferrocarril.

Se trataría de pequeñas cápsulas a las que se accedería desde embarcaderos específicos y una vez ocupadas se agruparían dentro (ahora sí) de las vainas que circularían por el interior de las tuberías a velocidades superiores a los 1.000 km/h. Estas vainas, agrupadas tanto de pasajeros como de carga, quedarían encapsuladas en el interior del vacío de la tubería y se “desensamblarían” al llegar al destino, repartiéndose en estaciones de un modo que podría recordarnos a la clasificación de equipajes en un aeropuerto.

Esta variedad de pequeñas cápsulas permitirían convertir el viaje en una experiencia agradable pero sobre todo al gusto del pasajero en función de sus necesidades e incluso podrían llevar al pasajero hasta la misma puerta de su destino puesto que una vez salen del interior del Hyperloop podrían funcionar como vehículos eléctricos de conducción autónoma.

Todo esto, por el momento, es el concepto sobre el que están trabajando en Hyperloop One pero además de que podría variar sustancialmente con lo que llegue a convertirse en realidad, aún faltarían unos cuantos años para ello así que más vale no tener demasiada prisa para pedir que lo pongan en nuestra ciudad.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad