SpaceX solicita permiso para poner en órbita 4.425 satélites

spacex

La empresa espacial privada fundada por Elon Musk no quiere limitarse a enviar cápsulas con carga y tripulación a la Estación Espacial Internacional a bordo de cohetes reutilizables o hacernos soñar con la colonización de Marte. A medio camino dispone de ambiciosos pero bastante más realistas planes para establecer una red de satélites artificiales que faciliten conexión a Internet de alta velocidad a todo el planeta.

Además de los proyectos de Google (con globos aerostáticos) y Facebook (con drones que funcionarían con energía solar) hay un tercer plan para llevar a los rincones más recónditos y alejados la cobertura que permita acceder a Internet a alta velocidad: una red de 4.425 satélites con la marca SpaceX.

Es el propósito contenido en la petición efectuada formalmente por SpaceX ante la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) para solicitar la colocación en órbita de dichos artefactos.

La cifra resulta mareante, especialmente si tenemos en cuenta que actualmente hay 1.419 satélites activos orbitando la Tierra, además de otros 2.600 satélites inactivos. Por tanto SpaceX pretende superar la suma conjunta de todo lo que el hombre ha puesto en órbita y sigue ahí arriba dando vueltas sobre nuestras cabezas.

Aunque algunos de los satélites de telecomunicaciones de mayor tamaño operativos en la actualidad pueden pesar varias toneladas y orbitan a unos 35.000 kms (órbita geoestacionaria u órbita Clarke) sobre la superficie terrestre, los planes de SpaceX apuntan a un tipo de satélites muy diferente. Serían satélites de bajo coste y de tamaño relativamente pequeño (menos de 400 kilos de peso), del tamaño de un utilitario pequeño y con una vida útil de unos 7 años. Además quedarían situados en órbitas elípticas muy inferiores a la geostacionaria, en torno a 1.200 kms de altura, lo que condicionaría la cobertura de estos satélites a franjas de en torno a 2.000 km de anchura. Esta sería la razón de que sean necesarios tantos satélites para poder cubrir la mayor cantidad posible de territorio.

SpaceX pretende establecer su red en dos fases. Inicialmente pondría en funcionamiento 1.600 satélites en una misma “capa” orbital y más adelante colocaría otros 2.285 en cuatro de estas “capas” a diferentes altitudes. Con los primeros 800 satélites ya podrían cubrir toda el área continental de Estados Unidos de América, pudiendo ofrecer cobertura internacional de banda ancha a alta velocidad de hasta 1 Gbps para el usuario final.

El ambicioso objetivo de SpaceX es conseguir crear el primer sistema global de comunicaciones de banda ancha. Para ayudar a convertir este proyecto en realidad Google va a invertir 1.000 millones de dólares en esta iniciativa de SpaceX, con la intención de hacerse con una parte del suculento pastel que proporcionará esta forma de acceso global a Internet vía satélite.

 

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad