El abeto navideño sin adornos, última obra del jefe de diseño de Apple

navidad

Es indudable que una importante parte del éxito de los productos Apple radica en su diseño, unas líneas maestras obra desde hace dos décadas de la inspiración y el talento de Jony Ive. Pero su última creación está completamente alejada de la tecnología pero aun así resulta completamente fiel a sus principios inspiradores: sencillez ante todo, sin presencia de nada que pueda resultar superfluo.

Uno de los hoteles más lujosos de Londres es el Claridge, y desde hace años tienen la costumbre de encargar a algún ilustre diseñador la decoración de su hall, habiendo recibido propuestas tan singulares como la que hay al final de estas líneas, consistente en un grupo de paraguas metálicos que van conformando un árbol navideño. Pero lo que veis sobre estas líneas es el árbol navideño que ha diseñado este año Jony Ive, jefe de diseño de Apple. Y no, no está inacabado, es así.

Curiosamente en una entrevista efectuada en otoño de 2015 Ive explicó que si no estuviera trabajando en Apple podría dedicarse a diseñar adornos navideños. Vista su propuesta de árbol navideño parece que mucho esfuerzo no le iba a llevar esa labor aunque desde luego es completamente fiel a los principios de líneas limpias que con marca de la casa en Cupertino, imbuidos de ese espíritu sobrio, minimalista y casi etéreo que incluso parece acompañar al propio Ive cuando toma la palabra en alguna presentación.

Literalmente dijo “si no estuviera trabajando en esto supongo que estaría dibujando o diseñando cosas para los amigos, quién sabe, quizá podría dedicarme a los adornos para árboles navideños“.

El árbol navideño que decora el hueco del hall del londinense hotel Claridge carece por completo de adornos, es simplemente un abeto de verdad colocado en el hueco de la escalera sin añadir absolutamente ninguno de los tradicionales adornos, y tras requerir al personal de dicho hotel sobre si la decoración estaba inacabada la flemática respuesta fue “no, es así”.

Se nota que el propio Ive ya debe haber inspirado a los empleados del hotel puesto que la respuesta larga ofrecida es “hay pocas cosas más puras y hermosas que la naturaleza, así que ese fue nuestro punto de partida, superponiendo algunas iteraciones de formas orgánicas junto con la tecnología”, refiriéndose tal vez a alguno de los focos que iluminan el conjunto, puesto que este abeto mondo y lirondo de adornos navideños parece entroncar con las nuevas líneas maestras de diseño del MacBook Pro y no hay presencia de conector MagSafe, ni de USB 2.0, ni de miniDisplayPort, ni de ranura para tarjeta de memoria. Ni siquiera un triste jack de auriculares o al menos un puerto Lightning o USB-C. Un abeto. Y punto.

Casi le falta un cartel que anuncie “el mejor abeto de la historia”. Y costar 100€ más que el modelo del año pasado.

burberry

Tags :