Apple: vende menos iPhones pero tiene el 91 % de los beneficios del mercado de móviles

pila-de-billetes-apple

El dato parece contradictorio pero tiene una explicación bien sencilla. En España de cada 100 móviles sólo hay 6 iPhones pero de cada 100 € de beneficio por venta de móviles 91 (noventa y un) euros son para Apple.

¿Cómo es posible que un modelo que no llega al 10 % de presencia en el mercado obtenga algo más del 90 % de los beneficios de todo el sector de los móviles? Dos factores lo hacen posible: la escasa diferencia entre lo que al resto de las marcas les cuesta fabricar sus terminales y el precio al que lo venden y, por contra, la amplia diferencia en esa misma relación existente en el móvil de Apple.

Strategy Analytics ha evaluado el mercado estadounidense y ha concluido que allí los iPhone alcanzan un 91 % de los beneficios en el mercado de teléfonos móviles, con 8.500 millones de dólares. A una distancia casi sideral quedarían Huawei (2,4 % de los beneficios), Vivo y Oppo (con un 2,2 % de los beneficios cada una) y a continuación la impresionante cifra de un 2,2 % de beneficios (200 millones de dólares) a repartir entre la totalidad del resto de fabricantes. Y no, no aparece Samsung porque está incluido dentro de ese último grupo que engloba a todos los demás fabricantes del mundo, algo que seguramente esté relacionado con la retirada del mercado del Galaxy Note 7.

Insistimos en que estamos hablando de porcentaje de beneficios sobre el total del sector, y ese insultante dominio de Apple se debe a lo acertado de su cálculo de márgenes entre costes de diseño, fabricación, distribución y publicidad en relación con el precio al que se venden los terminales. El último modelo presentado, el iPhone 7, se calcula que podría costar 260 € sólo en lo que se refiere a los componentes, mientras que tiene un precio mínimo en tiendas de 769 €. Incluso sumando a los 260 € de los componentes la amortización del resto de costes la diferencia sigue siendo más que generosa para la caja de Apple.

Semejante dominio se debe al margen entre los costes de fabricación, distribución y publicidad y lo que se cobra en tienda por los teléfonos. Fabricar un iPhone 7, solo sus componentes, le cuesta a Apple unos 275 dólares (unos 260 euros), lo que contrasta mucho con el precio en tiendas, que no baja de 769€.

Curiosamente ese 91 % de beneficios para Apple es una cifra con una cierta lectura negativa puesto que otros años llegó a alcanzar el 103,6 % del total, una cifra que puede parecer extraña pero que resulta de contabilizar también las pérdidas que en esos mismos años tenían otros fabricantes, de ahí que costes menos ingresos pudiera ofrecer una cifra superior al 100 % al haber más costes que ingresos en el cómputo total del sector.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad