Trump ha anunciado a Tim Cook una gran rebaja fiscal: ¿repatriará Apple sus 240.000 millones de dólares?

trump

El presidente electo ha informado en una entrevista concedida a The New York Times que ha mantenido una conversación con el consejero delegado de Apple en la que entre otras cosas le ha expresado su intención de poner en marcha, cuando asuma el poder, una importante rebaja fiscal que tendría importantes efectos en la marcha de la empresa devCupertino.

En la entrevista Trump ha contado que diversas personalidades se pusieron en contacto con él a través de llamadas telefónicas para felicitarle por su victoria, entre ellas Bill Gates y Tim Cook.

De la conversación que tuvo con este, Trump ha detallado que le expuso su intención de que Apple tenga una o varias plantas de ensamblaje/fabricación de sus productos en Estados Unidos de América en lugar de subcontratar esas labores con empresas y fábricas chinas, pero consciente de que no es tan sencillo también le expuso su intención de llevar a cabo una gran rebaja fiscal a las grandes empresas precisamente para favorecer el que puedan establecer grandes centros productivos en territorio estadounidense.

En ese sentido conviene recordar que en la actualidad Apple dispone de unos 240.000 millones de dólares de reservas en metálico en los distintos países en los que opera, procedente del dinero que se dejan en la caja de las Apple Store los millones de clientes que adquieren productos de la marca. Y ese dinero no termina en la caja central de Apple en Cupertino (donde probablemente necesitarían algo parecido a la casa del Tío Gilito para guardar tanto dinero) porque la expatriación de capitales desde fuera de Estados Unidos lleva aparejado el pago de impuestos por el 35 % del total.

Parece razonable que Apple prefiera disponer de 240.000 millones repartidos por sus filiales en todo el planeta aunque no pueda emplearlos en Estados Unidos en lugar de pagar ese peaje que tan bien le vendría al Tesoro estadounidense, que se embolsaría nada menos que 84.000 millones de dólares.

Aquí es donde entra la oferta de Trump de llevar a cabo una rebaja fiscal que disminuya ese porcentaje que habría que pagar en concepto de impuestos. En su lugar el presidente electo afirma querer librarse de las regulaciones que obstaculizan ese flujo de capitales, lo que podría facilitar que Apple emplee ese dinero en establecer centros industriales en suelo estadounidense, una de las promesas electorales, lo que permitiría crear nuevos empleos en el país.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad