Apple ordena la reducción de fabricación del iPhone 7 ante la caída de la demanda

7

Vaya por delante que quien esto escribe lleva desde el 16 de septiembre esperando que haya existencias de un iPhone 7 Plus de 128 Gb en color negro mate en la red de suministro del operador telefónico correspondiente, y las últimas noticias son que hasta al menos el 5 de diciembre no habrá entrada de nuevas unidades, así que personalmente cuesta entender que sea cierta esa "caída de la demanda" cuando pasan semanas sin que pueda satisfacerse un pedido, pero supondremos que en Cupertino llevan un óptimo control sobre estas cuestiones.

La noticia tiene su origen en la información facilitada por una publicación taiwanesa, DigiTimes, habitualmente bien informada sobre las interioridades relacionadas con Apple. Al parecer la demanda por parte de los compradores del iPhone 7 habría descendido y desde Cupertino habrían dado la orden a proveedores de componentes y ensambladores de reducir el ritmo para adaptarse a la menor cantidad de smartphones que ahora sería necesario que salieran de fábrica.

La explicación a porque algunos de los compradores del mercado occidental (como quien escribe estas líneas) está en lista de espera mientras que trata de entender dónde está esa caída de la demanda es que se está produciendo en los mercados asiáticos, particularmente en China, un mercado muy lucrativo para Apple pero en el que está decayendo el interés por el iPhone 7 una vez pasado el momento inicial de su llegada al mercado.

Inicialmente las ventas fueron espectaculares por el gran interés surgido en torno a una variación concreta del modelo, los iPhone 7 y 7 Plus en color negro brillante (Jet Black), lo que sumado a la retirada del mercado del Samsung Galaxy Note 7 (lo que elimino de un plumazo al gran rival) catapultó las ventas del modelo 7 Plus, pero una vez pasada esa fiebre inicial la demanda parece haberse calmado.

Los fabricantes de componentes habitualmente están preparados para una inferior demanda de iPhones durante la primera parte del año y para un aumento a final de año, debido a los habituales lanzamientos de nuevos iPhone en otoño, pero este año el pico ha sido muy brusco debido a que también existe la percepción de que el iPhone 7, a pesar de cambiar el numeral, no es más que una evolución del iPhone 6S y que será en 2017, cuando se cumpla además el décimo aniversario de la aparición del primer iPhone, cuando aparezca un modelo auténticamente revolucionario. Esto explicaría que la demanda haya caído tan bruscamente en un mercado tan voluble y dinámico como el de China.

Lo cual nos deja sin comprender porque no se aprovecha esa caída de demanda allí para satisfacer la demanda insatisfecha aquí.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad