Un millón de patentes en 2015: adiós al mito de que en China sólo saben copiar

china

Cuando el célebre veneciano Marco Polo regresó de su periplo por China y relató sus viajes, el libro pronto obtuvo el sobrenombre de "el libro del millón" porque era raro encontrar alguna descripción que no se refiriese a esa cantidad.

Si llegaba a una ciudad, había un millón de habitantes. Si había una muralla esta tenía un millón de almenas. Si un rico terrateniente tenía una plantación de árboles, había un millón de ellos. Si un señor feudal mantenía una cuadra de caballos en ella se contaba un millón de equinos. Y así con todo.

Han pasado casi 700 años dese el fallecimiento del comerciante y explorador pero China sigue haciendo honor a esa capacidad de contar casi cualquier cosa que provenga de allí en unidades de millón y como si de alguna manera quisieran acabar con ese mito de que allí se limitan a copiar lo que inventan los demás hoy conocemos el dato de que durante 2015 se registró un millón de solicitudes de patentes procedentes de China en la Oficina Mundial de Patentes y Marcas.

La mayoría de dichas patentes pertenece al sector de ingeniería eléctrica, lo que incluye telecomunicaciones, informática, semiconductores, instrumentos de medición, tecnología médica… y tan abultada cifra coloca a China a la cabeza de la innovación mundial, un título que el gigante asiático quiere lograr para desembarazarse de esa fama que quieren convertir en inmerecida, aunque también cabría recordar que más patentes no implican necesariamente más innovación.

Además el país quiere potenciar el que en un futuro sea aún más sencillo solicitar registro de patentes en sectores de negocios y de software, por lo que en poco tiempo ese millón de solicitudes de patentes podría quedarse corto.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad