El precio de las memorias SSD subirá en 2017 por la demanda en los portátiles

ssd-nand

Aunque durante los últimos años los precios han ido descendiendo de forma regular, el desarrollo al mismo tiempo de nuevas tecnologías capaces de incrementar la producción y la capacidad de las memorias NAND, dando paso a las 3D NAND, ha provocado un importante incremento de la demanda de este tipo de componentes para un dispositivo, los ordenadores portátiles, que se está pasando a este tipo de almacenamiento de datos en soporte de estado sólido, lo que en unos meses va a ocasionar un incremento del precio en las memorias SSD.

El estándar 3D NAND ofrece un mínimo coste por bit de información almacenada gracias a lo inmenso de la capacidad que puede ofrecer, pero aunque ello podría hacer que disminuyese el precio porque se trata de un sector competido y con unas economías de escala que lleva años permitiendo continuas bajadas de precio hay que rendirse a la evidencia de que el importante aumento de demanda, especialmente por parte de los ordenadores portátiles, tendrá como consecuencia que en 2017 se incremente el precio de las memorias SSD.

De hecho este mismo mes de diciembre ya hay analistas que indican que comenzarán a producirse aumentos de precio, por lo que si se te escapó el Black Friday y el Cyber Monday quizá no sería buena idea esperar a Navidad o Reyes para adquirir nuevas memorias de tipo SSD para tu ordenador.

En concreto el incremento de precio para este tipo de componentes oscilaría entre el 6 y el 10 % con respecto a los precios actuales. Teniendo en cuenta que en líneas generales los discos SSD ya han excedido las capacidades de los discos HDD, ocupan menos espacio (posibilitando equipos más delgados), requieren menos energía, y que en cuanto a prestaciones cada vez se estrecha más la brecha entre ambas tecnologías, este inminente 2017 parece que será el momento en el que comience a pasar al olvido la tecnología de “discos” duros para consolidarse la de “pastillas” sólidas.

Se espera una penetración global de los discos SSD superior al 30 % durante 2016, pudiendo superar el 50 % entre 2017 y 2018. Buenas noticias para Samsung, uno de los principales fabricantes del sector, que podría ver sus beneficios aumentados un 20 %.

 

 

Tags :