Acusado de soborno el presidente de Samsung por buscar acuerdos libres de impuestos con el gobierno surcoreano

lee

Decididamente 2016 va a ser un annus horribilis para Samsung.  Por si la retirada del mercado del Galaxy Note 7 debido a los problemas que hacían incendiarse a sus baterías no había supuesto un duro golpe para la marca, en Corea del Sur se ha vivido un auténtico terremoto que ha terminado con la destitución  nada menos que de la Presidenta de la República, Park Geun-hye, tras un proceso que ha determinado que hubo sobornos por parte de Lee Kun-Hee, presidente de Samsung.

Los sobornos los habría ofrecido el presidente de Samsung a la presidenta del país para obtener exenciones en impuestos, algo que al parecer no era la primera vez que sucedía.

De hecho en 2008 Kun-Hee ya tuvo que hacer frente a acusaciones por ofrecer sobornos a políticos del país y ahora se ha visto en vuelto en un escándalo que ha llegado a provocar que el parlamento de Corea del Sur haya votado a favor de la destitución de la presidenta del país, Park Geun-hye.

Aunque ella ha negado las acusaciones las pruebas parecen bastante sólidas a tenor de la investigación que dio inicio el pasado verano y de hecho por 234 votos a 56 el parlamento de la nación ha acordado su destitución, lo que ha sido acogido con manifestaciones de varias decenas de miles de opositores al gobierno.

Ahora queda sustanciar las responsabilidades del presidente de Samsung y si el escándalo supone una renovación en la cúpula de la empresa queda por determinar cómo podría afectar a la marcha de la empresa en un momento tan complicado.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad