El primer envío de Amazon con un dron tampoco fue para tanto: el cliente vivía a 700 metros

drone

La primera llamada telefónica fue la que efectuó Alexander Graham Bell a su ayudante, que se encontraba en la habitación adyacente.

Nadie habría tomado a broma esa primera frase “señor Watson, venga aquí, le necesito” que fue la primera en pronunciarse a través de un teléfono entre Bell y su ayudante, com tampoco deberíamos tomarnos a broma este primer envío comercial mediante un dron… aunque sólo haya recorrido 700 metros entre la base de Amazon en Cambridgeshire y el domicilio del cliente, que vive en la finca de al lado.

La distancia es corta pero como sucedió con aquella histórica llamada telefónica todo lo que ha venido después ha supuesto no un paso de gigane sino un auténtico maratón. Según informó Amazon su primer envío comercial repartido mediante un dron tardo sólo 13 minutos entre la realización del pedido a través de la página web y la entrega efectiva del pedido.

Si bien es cierto que la distancia entre el almacén de la empresa y el domicilio del cliente son sólo 700 metros, sigue siendo un tiempo récord el que hizo falta para recibir el pedido, procesarlo, localizar el objeto, empaquetarlo, colocarlo en el dron y que este lo repartiese.

Amazon ya ha ofrecido su servicio de reparto mediant drones a la zona circundante a su base en Cambridgeshire, comprometiéndose a ir ampliándolo paulatinamente a más zonas en las áreas circundantes como parte de un proceso que ahora emprende el vuelo pero que sin duda en lo sucesivo llegará mucho más alto y mucho más lejos.

 

 

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad