El phablet es el nuevo rey de los dispositivos móviles

factor-forma

Surgió no hace mucho tiempo y de hecho la denominación que se le ha dado a este formato de dispositivos móviles no es ampliamente conocida fuera quizá del sector más interesado en la tecnología móvil, pero los phablets están consolidándose como los elegidos por una proporción cada vez mayor de usuarios, algo que se ha puesto de manifiesto especialmente en esta campaña navideña que aún vivimos.

De la mezcla terminológica entre phone y tablet surgió no hace mucho el neologismo phablet, que indica el tamaño superior a lo habitual hace unos años en un smartphone pero sin llegar a alcanzar las dimensiones de las pantallas de los tablets de medidas más contenidas.

Puede establecerse así que los teléfonos móviles “normales” disponen de pantallas que oscilan entre las 3,5 y las 4,9 pulgadas mientras que los phablets arrancan sus tamaños en las 5 pulgadas, llegando hasta las 6,9 pulgadas, que sería donde ya hablaríamos de un tablet pequeño.

El análisis de la proporción de ventas de distintas gamas de dispositivos electrónicos durante los últimos años arroja una fuerte caída en las compras de tablets de tamaño grande (9/10 pulgadas), que caen desde el 17 % de 2013 hasta un 9 % durante la actual campaña navideña, lo mismo que sucede en el caso de los tablets de pantalla pequeña (en torno a 7 pulgadas) que descienden en el mismo periodo desde un 12 % hasta el 8 %.

Cabe mencionar un residual 3 % en 2013 y un 1 % en la actualidad para la cuota de mercado de los teléfonos de pequeño tamaño (móviles no smartphone) mientras que los smartphones de tamaño medio (de 3,5 a 4,9 pulgadas) han perdido cuota de mercado desde el 64 % en 2013 hasta un 45 % en la actualidad, lo que les permite todavía liderar el mercado pero es más que posible que el año que viene por estas fechas la situación haya cambiado.

Y es que los phablets (móviles con pantallas entre 5 y 6,9 pulgadas) han experimentado un meteórico ascenso desde una escueta cuota del 4 % en 2013 hasta el 37 % de la actualidad. Y viendo la popularidad del iPhone 7 Plus por encima de su hermano “pequeño” el iPhone 7 así como el relativo éxito del Samsung Galaxy Note 7, que continúa teniendo fielesadeptos incluso tras ser retirado del mercado por los problemas de deflagración de sus baterías, podemos afirmar que el formato de móvil grande se está consolidando y no parece que vaya a tardar mucho en convertirse en el formato mayoritario.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad