El observatorio espacial Chandra consigue fotografiar una concentración de 5.000 agujeros negros

5000

Esa miríada de puntos de colores son agujeros negros. En concreto las ondas de radiación que emiten y que varían de color en función de la radiación que emite cada una de esas singularidades. La espectacular fotografía ha sido obtenida por el observatorio espacial Chandra.

Este observatorio espacial está especializado en la observación del espectro de rayos X y ha fijado su atención en una región concreta del Universo en la que aparece una significativa densidad de agujeros negros, no todos ellos situado mutuamente cerca pero sí aparecen relativamente alineados desde nuestro punto de vista.

Es esa radiación de ondas de distinta naturaleza que emite no el agujero negro en sí (del que no escapa ni la luz) sino su entorno (especialmente los rayos X) lo que ha quedado reflejado en la espectacular imagen en la que los puntos de color rojizo se corresponden con emisiones más bajas de energía mientras que los más azulados pertenecen a emisiones de energía más potentes. Y dado que los rayos X (rango en el que trabaja el telescopio espacial Chandra) escapan del espectro visible los datos obtenidos se han ajustado asimilándolos a la luz visible.

El área cubierta por el Chandra para la obtención de esta imagen comprende unos dos tercios del tamaño aparente desde la Tierra de nuestro satélite en su fase de luna llena y si deseas contemplarla en formato de alta resolución la tienes disponible en la página web del propio Chandra. Fue necesario un total de 7 millones de segundos durante 81 días para obtener los datos de las emisiones de rayos X de esos más de 5.000 objetos, lo que sería equivalente a un tiempo de exposición de 260 años.

Los más diminutos de esos 5.000 puntos de luz se corresponde con objetos situados a 12.500 millones de años luz, y estarían entre los cuerpos más antiguos del Universo y del análisis de los mismos se concluye que los agujeros negros supermasivos, habitualmente ubicados en los centros de las galaxias, comienzan a formarse cuando adquieren una masa equivalente entre 1.000 y 100.000 veces a la de nuestro sol.

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad