El iPhone cumple sus primeros 10 años

iphone

Tal día como hoy  9 de enero el propio Steve Jobs inauguraba la era del smartphone tal y como lo conocemos desde entonces (y no tiene pinta de cambiar ese formato a medio plazo) cuando salió al escenario sorprendiendo al mundo al anunciar que un móvil era la nueva apuesta de una empresa que llevaba años dedicada a la fabricación de ordenadores, tras renovarse vendiendo el reproductor de MP3 lo cambió todo en el mundo de la música.

Aunque empezó a venderse en junio de 2007 fue el 9 de enero de ese mismo año cuando el mundo conoció por primera vez el iPhone. Un teléfono móvil inteligente (porque añadía más funciones que sólo llamar o enviar mensajes) que desterraba para siempre el teclado numérico físico, que llenaba la mayor parte del frontal con una pantalla táctil, que recurría a los dedos como herramienta para manejar los iconos con los que se accedía a las distintas aplicaciones, y que con el tiempo consolidaría su propio ecosistema y especialmente el casi inabarcable universo de las aplicaciones.

Aquel dispositivo de primera generación tardó unas cuantas iteraciones en romper estéticamente su aspecto con un innovador diseño como el del iPhone 4/4S, evolucionó en fondo y forma su sistema operativo con iOS 7 y por el camino ha tenido altibajos en los que se ha convertido en hazmerreír de Michael Ballmer cuando se enteró de su existencia (demostrando una vez más la perspicacia de Microsoft en determinados sectores, como cuando tampoco vio futuro en Internet), objeto de deseo, móvil superventas, principal fuente de ingresos para Apple (la venta de iPhones ya supera el 60 % de los ingresos de la marca) y en los últimos tiempos preocupación en Cupertino por la importante caída de ventas de un móvil que estaría acusando por igual la posible falta de capacidad de liderazgo en la innovación justo en el momento en que se ha decidido apostar por un ciclo de tres años en la renovación de unos terminales que nos habían acostumbrado a reinventarse cada dos años.

Como en otras ocasiones, Apple realmente no había inventado nada nuevo con su iPhone, pero ello no supuso el menor obstáculo para que en su mejor tradición desde Cupertino se enorgulleciesen de anunciar que “Apple ha reinventado el móvil” en su nota de prensa de aquel día. Previamente ya existían los teléfonos inteligentes, incluso los había que apostaban por la pantalla táctil, pero como es habitual en la marca fue el acertado conjunto de diseño, prestaciones, ecosistema y funciones el que logró el favor (y el fervor del público).

La irrupción del iPhone supuso que en poco tiempo la totalidad de la industria abandonó el resto de formatos para rendirse definitivamente al smartphone. Todos trataron primero de imitar al iPhone, luego de equipararse a él, lograron en muchos casos igualarse y en algunos incluso superarle. De hecho son muchas las marcas y modelos que en cuanto a prestaciones hace tiempo que adelantaron al modelo de ese mismo año de Apple, que ha pasado de estar en vanguardia a ir a remolque en algunas prestaciones que la competencia hace tiempo que ofrece.

Pero lo que resulta innegable es que el primer iPhone, sus posteriores evoluciones y el tremendo esfuerzo de Apple ha contribuido a que hoy sea parte de nuestra vida llevar un smartphone siempre a mano (aunque sea de otra marca) y con ello que usemos a diario plataformas como Facebook, WhatsApp, Uber o Tinder… y que siempre tengamos en el bolsillo una máquina fotográfica, un GPS, un reproductor multimedia, un acceso a Internet, nuestros juegos favoritos.

Recordemos que aquel día de hace justo una década Steve Jobs recordaba que el iPhone ofrecía una combinación de tres productos: un revolucionario teléfono móvil, un iPod de pantalla panorámica táctil y un revolucionario dispositivo de conexión a Internet. Y todo cabía en la palma de la mano. Y además hacía fotos.

Este año de 2017 marca el décimo aniversario de la llegad de tan revolucionario producto al mundo y especialmente a Apple (ya hemos señalado la gran importancia que suponen sus ingresos para la empresa, al haber vendido ya más de 1.000 millones de unidades en toda su historia) y para muchos es el año de demostrar que está a la altura renovando el terminal de una forma que satisfaga a los actuales usuarios y a los potenciales compradores de un iPhone 7S, iPhone 8, iPhone 10º Aniversario o como decidan llamarlo.

Mientras, recordemos cómo fue aquella presentación.

Tags :