Zuckerberg contrata al antiguo jefe de campaña de Obama

z

Hoy una red social, mañana la Casa Blanca. ¿Podría ser ese el plan a largo plazo del creador de Facebook?

Desde hace unos años Mark Zuckerberg arranca cada 1 de enero con un propósito y por el momento los ha cumplido todos: leer un libro cada semana, correr al menos 1 milla al día, desarrollar su propio asistente inteligente doméstico… y para 2017 se ha propuesto conocer al menos a una persona de cada uno de los estados de su país, además de conversar con dicha persona y atender a sus inquietudes.

Puede ser un propósito como otro cualquiera pero unido a su más reciente fichaje hace pensar si el fundador de Facebook no estará preparando una posible futura carrera política. Y es que se ha sabido que ha contratado a David Plouffe, antiguo jefe de campaña de Barack Obama y miembro de la junta directiva de Uber.

El propósito de ese fichaje es que Plouffe ayude a Zuckerberg y su esposa Priscilla a organizar el funcionamiento de The Chan Zuckerberg Initiative, su organización filantrópica, especialmente en lo que se refiere a estrechar lazos con Washington DC, una forma bastante evidente de reforzar el músculo político de dicha organización. Por si esto no fuese suficiente también han contratado a Kenneth Mehlman, antiguo jefe en la campaña de reelección de George W. Bush en 2004.

En una entrevista recientemente concedida a The New York Times, Zuckerberg afirmaba que “puedes conseguir que las cosas cambien pero para que ello suceda necesitas formar un movimiento que dé apoyo a esa iniciativa de cambio”, a lo que añadía que “no hay una cantidad suficientemente grande de investigación privada o iniciativas filantrópicas que puedan ser capaces de conseguir ese efecto, al final es el Gobierno quien tiene más recursos que cualquier organización”.

Recordemos que The Chan Zuckerberg Initiative es la fundación filantrópica con la que Mark y su esposa Priscilla quieren organizar a lo largo de su vida la donación a fines benéficos del 99 % de su fortuna personal (estimada en 52.000 millones de dólares), habiendo dotado ya diversas iniciativas educativas y sanitarias.

Adicionalmente Zuckerberg ha expresado su voluntad de trabajar en labores de servicio público, para lo que ya habría iniciado una reorganización de las participaciones accionariales que mantiene en Facebook de manera que no suponga un obstáculo ni una incompatibilidad su posición empresarial con su actividad al servicio de instancias gubernamentales… algo que recuerda a la reorganización de sus intereses empresariales que ha debido acometer el presidente electo Donald Trump para poder acceder a la Casa Blanca sin que surgiesen conflictos de intereses.

Tags :