Boost: la funda definitiva para el MacBook que añade puertos adicionales y baterías auxiliares

boost

No se puede tener todo. Queremos un portátil liviano pero también exigimos que esté repleto de puertos que su ultradelgado chasis resulta incapaz de acoger. También nos gustaría que la batería durase más, que aguantase mejor posibles golpes... y cuando las marcas no son capaces de cumplir con esas expectativas ha llegado el momento de recurrir a la industria auxiliar.

Boost es el nombre de una carcasa específicamente diseñada para el MacBook de 12 pulgadas de Apple que aporta todo aquello que muchos usuarios echan en falta en este portátil: puertos de conexión, ranuras para tarjetas de memoria y hasta baterías auxiliares para aumentar su autonomía, algo que nunca viene mal. Y además protege la integridad del portátil.

Y es que el ultradelgado portátil de Apple no deja espacio más que para un conector de auriculares de 3,5 mm en un lateral y un USB-C/Thunderbolt en el otro. Y punto. Insuficiente para muchos usuarios salvo que se recurra a un hub concentrador de puertos que amplíe las posibilidades.

Boost es una carcasa rígida que apenas añade grosor al MacBook de 12 pulgadas, sólo mide 1,96 cms. pero es suficiente para contener dos baterías de 3.300 mAh que además de servir para incrementar la autonomía del propio portátil hasta duplicarla (la batería de este equipo es de 5.200 mAh) permiten recargar otros dispositivos gracias entre otras cosas a los puertos USB-A de que dispone, algo que permite emplear el cable normal de carga de los teléfonos móviles sin necesidad de recurrir a un adaptador puesto que el portátil, como dijimos, sólo dispone de un puerto USB-C.

Y es que ese el otro punto fuerte de Boost, la conectividad: microHDMI, tarjeta SD y tarjeta SIM, conector de audio de 3,5mm, USB 2.0 y USB 3.0… además de un puerto USB-C/Thunderbolt que replica el original. Además en el caso de la ranura de tipo SD se ha conseguido que la tarjeta quede completamente introducida, cosa que no pasa en los demás MacBook Air, donde la tarjeta queda parcialmente expuesta con lo que no parece muy conveniente dejarla en esa ubicación cuando transportamos el equipo.

Por último, y parano descuidad la parte estética, siempre tan importante en Apple, la carcasa que cubre la parte superior (la que protege el dorso de la pantalla) puede cambiarse por distintos modelos a gusto del consumidor.

Boost se venderá a $129 a partir del mes de abril.

boost-2

Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Publicidad