Corea del Sur presenta una red nacional para el Internet de las Cosas que cubre al 99 % de la población

Poco se habla de la próxima oleada de cambio disruptivo tecnológico que cambiará todo cuanto conocemos de vivir en un entorno conectado. Hasta ahora móviles, tablets, ordenadores, coches, televisores y algún electrodoméstico es todo lo que conocemos por "dispositivos conectados a Internet" pero el llamado Internet de las Cosas pretende que prácticamente cada objeto disponga de su propia conexión a la Red de forma que pueda interactuarse con él a distancia. En Corea del Sur ya han presentado la primera Red de Internet de las Cosas comercial y de bajo coste.

Esta red permite que cualquier objeto acceda a Internet, y alcanza el 99 % de la población del país asiático, lo que supondrá sin duda un espaldarazo decisivo a la implantación del Internet of Things (Internet de las Cosas).

El operador de telefonía SK Telecom es quien ofrecerá esta conexión de bajo coste que facilitará a los dispositivos de esta nueva generación su acceso a la Red de manera que podamos conectarnos con ellos pero que ellos también puedan acceder a Internet de manera independiente.

Así, por ejemplo, un toldo podrá conectarse directamente a los servicios meteorológicos para recogerse o extenderse en función de si la previsión avanza lluvias o sol, una impresora avisará al servicio de recarga de tinta cuando detecte que un cartucho se está agotando y un frigorífico podrá efectuar un pedido cuando detecte que ya no queda cerveza u otro producto esencial para la vida humana.

Los planes de conexión de SK Telecom tienen precios muy reducidos, de apenas $0.30 mensuales debidos al escaso flujo de datos que intercambian estos dispositivos por su propia naturaleza.

Tags :